miércoles, 14 de diciembre de 2016

RECUERDOS


EL BRASERO

12 de diciembre de 2016

Ayer en el Facebook vi una foto de un brasero la cual le enseñé a mi marido y me dijo:
-          Si, se hacía con una especie de chimenea.
-          Me acuerdo muy bien de como se hacía – le dije yo – pues cuando tenía vacaciones en Navidades o era un sábado,  mi madre me encargaba de preparar el brasero,  el cual se hacía de la siguiente manera:
-          1º - Con un recogedor quitaba toda la ceniza del día anterior y la echaba a una lata.

-      2º - Ponía nuevo carbón en el brasero, este era carbón vegetal o picón, luego en la cocina de gas(antiguamente en la cocina económica) ponía 3 o 4 carbones gruesos hasta que se ponían al rojo vivo y los cogía con unas pinzas especiales para ello y los colocaba arriba en el centro del brasero, posteriormente ponía una lata abierta por arriba y por abajo en el centro del brasero a modo de chimenea (esto años antes lo hacía mi madre soplando con un cartón, menuda paciencia) como estaba en el patio y había una pequeña corriente de aire se iba prendiendo el carbón y una vez que empezaba a prenderse se tapaba con la cernada (ceniza) sobrante del día anterior y se la apretaba con una paleta para que durase. Después lo poníamos con una alambrera encima que era como una especie de campana hecha de alambre para proteger a la gente para que no metiera los pies en el brasero, debajo de la mesa camilla la cual tenía faldas y daba gusto arrimarse a ella del calor tan bueno aunque había que tener mucho cuidado si escarbabas mucho que hubiera mucha brasa el calor te podía producir lo que llamaban “cabras” en la piel que eran unas manchas rojas. Otra de las cosas con lo que había que tener cuidado eran con los tufos a veces había una mala combustión de un trozo de carbón y empezaba a echar mucho humo, mi madre sacaba el brasero al patio y lo quitaba con las pinzas, por eso era muy peligroso dormir donde hubiera un brasero pues mucha gente en media hora o así se ha muerto, con que si os ponéis uno en vuestra casita del pueblo, ojo al dato.
  Las mesas camilla eran muy prácticas pues por debajo de la misma en lo alto tenían un cajón de tablas cruzadas donde se colocaba la ropa que estaba aún húmeda o que se había quedado tiesa por la helada y allí con el brasero se acababa de secar. Tenían una tela por encima larga que se llamaban faldas, aún hoy existen en muchas casas, con ellas te tapabas las piernas al amor del brasero.






Qué bonito es revivir todos aquellos recuerdos. El brasero era el testigo de muchos ratos felices de las familias y también de muchos ratos tristes. Fue un sistema de calefacción económico para mucha gente.



lunes, 12 de diciembre de 2016

AGUILAR DE CAMPOO



Este año al igual que el año pasado también nos fuimos a pasar la Noche Vieja mi marido y yo a Aguilar de Campoo, un pueblo de Palencia, al que denominamos "El pueblo de las galletas" pues existen varias fábricas de galletas a las afueras del mismo. La primera vez que fuimos hace ya unos años, había una fábrica en el mismo y el pueblo olía muy bien a galletas.


Es un pueblo típico castellano de unos 7000 habitantes, en el que no faltan los soportales.( Los soportales cuyo origen no conozco muy bien, aunque he leído que ya en la Edad Media existían. Lo cierto es que van muy bien pues en invierno resguardan de la lluvia y el frío y en verano dan una buena sombra resguardando a uno del sol y el calor sofocante, la pena es que en muchos sitios hayan desaparecido para dar lugar a construcciones más modernas carentes de esta forma arquitectónica tan beneficiosa).
En la foto vemos la plaza mayor con la Colegiata de San Miguel Arcángel de estilo gótico, aunque en esta zona palentina existe una gran concentración de monumentos románicos, uno de los más importantes es San Martín de Tours en Frómista. 

Por Aguilar también pasa el río Pisuerga, afluente del Duero, es una maravilla pasear a la orilla en invierno cuando hace sol y ver los patos nadando por el mismo.











Los martes es el día de mercado en Aguilar, da gusto ir por los puestos y contemplar sus productos, nos gusta mucho los quesos que vende un muchacho muy simpático, es muy buen vendedor, también los embutidos, las frutas y verduras, todo una maravilla.




La Noche Vieja la pasamos en el Valentín lo mismo que el año anterior, estaba todo muy bueno, por eso es que repetimos este año.Había una familia que eran por lo menos 8 y que estuvieron también el año pasado. Un plato que me gustó mucho el año anterior que este año no tenían es el solomillo Wellington, 


La primera vez que estuvimos en Aguilar de Campoo fuimos con todos nuestros hijos lo pasamos fenomenal también de la Oficina de Turismo nos hicieron un Tour por la ciudad, muy interesante, Otro día estuvimos visitando la Cueva de los Franceses cuya historia está relacionada con la Guerra de la Independencia en 1.808. Está situada en el término municipal de Revilla de Pomar. Palencia.
Aguilar es una ciudad muy bonita y acogedora con rincones muy bellos. 

12 de diciembre de 2016
Este año nos hubiera gustado ir otra vez pero mi amiga vendió la casa y es muy difícil encontrar una para estar una semana en esta época. Aunque hay hoteles pero sale más caro y no es lo mismo que estar en una casita o apartamento y hacer tus comidas y tener más comodidades. Al año que viene a lo mejor ...Dios proveerá.
Este año iremos toda la familia para Nochebuena y Navidad a una casa rural en Orihuela del Tremedal se han apuntado también los consuegros y otro hijo con su familia. Ya os contaré.
De momento voy a contaros otras vivencias acontecidas a lo largo de 2016.



(continuará)

jueves, 28 de enero de 2016

EXCURSIÓN A LOS MONTES UNIVERSALES - ORIHUELA DEL TREMEDAL

tremedal
  1. nombre masculino
    Terreno pantanoso, abundante en turba, cubierto de césped y que retiembla cuando se camina sobre él.
    sinónimos:tembladera

Orihuela del Tremedal es un pueblo en la provincia de Teruel. Está situado en la Sierra de Albarracín y Montes Universales. Es el pueblo de donde era mi suegra el cual hemos visitado en varias ocasiones. El pueblo en sí es como todos los pueblos de España, este es pequeño y tiene unos 550 habitantes, En el destaca su  impresionante iglesia de estilo barroco y fachada neo-clásica, situada en la parte alta del mismo, es la Iglesia de San Millán de la Cogolla., la cual se ve desde todos los puntos de la zona.


Otros lugares típicos a destacar del pueblo son la Fuente del Gallo, el ayuntamiento y el río Gallo.




Existen varias casas rurales, dos hoteles y una residencia.

En esta ocasión nos alojamos en la Residencia que se encuentra rodeada de pinos en el camino hacía el Santuario de la Virgen del Tremedal. El alojamiento está estupendo y la comida es casera y muy buena. Existen dos salones uno para ver la tele y otro como sala de lectura o para charlar con los amigos, un bar, el comedor y una sala para eventos. 




Esta fue una actuación que hubo mientras estuvimos allí, totalmente gratuita.








He aquí el menú de uno de los días. Nada de otro mundo pero todo estaba muy bueno.





Allí el día a día consistía en ir a las fuentes que se encuentran por medio del bosque, las cuales están señaladas. Nosotros ya las conocíamos previamente pero nos gusta ir a pasear en medio de la naturaleza. 
El día que llegamos después de comer y descansar un poco del viaje fuimos caminando hasta el pueblo que se encuentra a 1 Km más o menos pues hasta la Fuente del Gallo habrá como 2 Km., estuvimos paseando por allí y volvimos campo a través, por una zona que le llaman el Lejío en el cual se encuentra la Ermita de Santa Bárbara y en la cual se reza una Salve cuando se va a la Romería de la Virgen del Tremedal.





Los días siguientes fuimos a la Fuente del Hierro de la que sale un agua que sabe a hierro y a la Fuente de los Colladillos y dimos grandes paseos por el bosque.





(Lo han escrito mal, es Colladillos)






Fuente de los Colladillos 







Otras fuentes son la de los Pradejones, la de Canalejas, La Majada de las Vacas y La Fuente de la Virgen del Tremedal.


Fuente de la Virgen del Tremedal.





Hay por allí muchos parajes con encanto.






Entre el bosque se encuentra el río de piedras, tal como lo leéis es un río de piedras, parece ser que hace miles y miles de años ahí había un glaciar y ahora lo que queda es un río de piedras formado por la acción del hielo y deshielo. Y no es pequeño.

berrocal

1. m. Sitio lleno de berruecos (‖ peñascos graníticos).




Fuimos cuatro días pero disfrutamos mucho de la naturaleza y de los paisajes. Lo recomiendo.

Desearía que algún día alguien escribiera algo en mi blog, me encantaría.

lunes, 7 de diciembre de 2015

EXCURSIÓN AL RÍO MUNDO - RIÓPAR - ALBACETE

EXCURSIÓN AL RÍO MUNDO - RIÓPAR - ALBACETE 


Este verano de 2015 ha sido más bien agobiante, caluroso, ruidoso y estresante. 

Tuve la suerte de tener tres meses de trabajo como informador turístico aquí en Benidorm, lástima que solo era para el verano. Pero bueno, tal vez tenga suerte el verano que viene y me vuelvan a dar trabajo otra vez. Pero no era de esto de lo que quería hablar. 
Dentro de los tres meses de trabajo tuve unos días de vacaciones y nos fuimos mi marido y yo  cuatro días al nacimiento del Río Mundo situado en la Sierra del Segura (Albacete) yo había oído mucho hablar de este paraje y se lo comenté a mi marido, inspeccionamos el sitio por Internet y nos pareció muy bonito, con que allá nos dirigimos. 
Al llegar a Riópar ,que es el pueblo donde está el nacimiento del Río Mundo, nos topamos con el mercadillo que estaba justamente delante del hostal  al que íbamos. Nos tocó dar un pequeño rodeo pero todo bien. El hostalito pequeño pero limpio y aseado. Nuestra habitación era bastante espaciosa y el cuarto de baño también. 



La visita al Río Mundo la dejamos para el día siguiente por la mañana pues ya era la hora de la comida y dedicamos la tarde a visitar Riópar Viejo, un pueblecito muy pequeño pero muy cuco, allí la mayoría de las casas las están rehabilitando para convertirlas en casas rurales que tan en boga están ahora.



Tuvimos mucha suerte con el tiempo pues hacía muy bueno, un poco fresquito 
pero muy agradable después del calor que habíamos pasado Julio y Agosto. El Río Mundo no se encontraba muy lejos del pueblo tardamos unos 10 o 15 minutos en coche hasta una explanada donde normalmente se aparca y desde allí hicimos la ruta entre los árboles y el trino de los pájaros. Daba gusto respirar aquella atmósfera tan sana y pura. Al cabo de unos 15 minutos andando empezamos a oír el chapoteo del agua contra las piedras del río, aún no se podía ver, que ruido tan hermoso. Por fin vimos la montaña desde la cual caía una cascada de agua no muy grande, pero era muy bonito. De pronto nos topamos con una escalerilla hecha en las rocas y subimos; a una altura de unos 30 escalones y a mano izquierda empezamos a ver el río saltando por las rocas y más adelante la cascada de donde nacía el Mundo.






Lo cierto es que caía muy poca agua de la cascada, luego vimos fotos en los bares o restaurantes y un vídeo en el hostal que estábamos de lo que llaman "El Reventón" este se produce cuando empieza la primavera y es impresionante, entonces ha nevado en el invierno y ha llovido y es cuando más bonito tiene que estar, pero bueno ya nos gustó bastante y si podemos iremos algún día para la primavera cuando se produzca famoso "Reventón".

En cuanto a la gastronomía no se come mal, dos platos típicos de allí son el "Atascaburras" una especie de ajo arriero y el "Ajo pringue" este último está hecho a base de hígado de cerdo, os pongo las recetas por si os animáis:

Atascaburras
Ingredientes
Ingredientes para 4 personas: 100 g patatas medianas 400 g de bacalao remojado 4 dientes de ajo 4 huevos duros 50 g de nueces ¼ l de aceite de oliva virgen Sal
Preparación
Cocer el bacalao durante cinco minutos y reservar una taza de caldo. Aparte, cocer las patatas 30 minutos. Machacar los ajos en un mortero y mezclar con las patatas. Agregar el bacalao desmigado y el aceite, poco a poco y sin dejar de remover. Para aligerarlo, incorporar el caldo de bacalao. Debe quedar como un puré espeso.
Presentación
Emplatar y adornar con rodajas de huevo duro, nueces y chorro de aceite.
Ajopringue
Ingredientes
Ingredientes para 4 personas: 1 kg de hígado de cerdo 1 cucharada colmada de manteca de cerdo 4 dientes de ajo 1 cucharadita de orégano una pizca de canela molida 2 cucharadas de pan rallado 2 cucharaditas de piñones
Preparación
Se trocea el hígado en forma de dados y se pone a freír en una cazuela junto con la manteca. Se reservan dos pedazos. En un mortero se ponen los ajos pelados, los dos trozos de hígado, el orégano y la canela. Se maja todo bien con la mano al mismo tiemo que se añade un poco de agua. Cuando esté listo se pasa a la cazuela donde se fríe el hígado y se deja que hierva. Se agregan los piñones y el pan rallado, para espesar la salsa, y lo dejamos al fuego otros 5 minutos hasta que la salsa esté a nuestro gusto.
Uno de los restaurantes que comimos muy bien fue "El Laurel" que está situado antes de llegar al pueblo a la izquierda.

Es un asador, muy bueno todo. También he de decir que en el restaurante del Hostal Río Mundo donde nos alojamos se cenaba muy bien y muy económico.

sábado, 2 de mayo de 2015

VENECIA

Que profunda emoción recordar el ayer
 cuando todo en Venecia me hablaba de amor
ante mi soledad en el atardecer tu lejano recuerdo me viene a buscar que callada quietud
 que tristeza sin fin
 que distinta Venecia si me faltas tu
 una gondola va cobijando un amor
 el que yo te entregué dime tu donde está.
 que tristeza hay en ti
 no pareces igual
 eres otra Venecia más fria y más gris
 el sereno canal de romantica luz
 ya no tiene el encanto que hacia soñar.
 Como sufro al pensar que en Venecia murio
 el amor que jurabas eterno
 guardar solo queda el adios
 que no puedo olvidar hoy Venecia sin ti que triste y sola está

 El día 24 de marzo hicimos mi marido y yo un viajecito a Venecia, aunque ya habíamos estado un día hará 7 años, esta vez el motivo fue más bien que queríamos ir a Padua a la Basílica de San Antonio pues se trataba de una promesa que había hecho yo.
El día que llegamos acertamos muy bien con el autobús que teníamos que coger en  el aeropuerto de Treviso, (es muy pequeñito) no tuvimos ningún problema, pues lo habíamos pagado por internet, el conductor nos dijo que con el justificante que llevábamos teníamos que sacar los tickets en una taquilla del aeropuerto y así lo hicimos, tomamos el autobús que nos dejó en la plaza Roma de Venecia y de allí hasta el hotel tomamos el vaporeto para llegar a San Marcos pues cerca de allí estába el hotel Ambassador Tre Rose, al llegar a la plaza de San Marcos preguntamos por el hotel en un bar y nos lo indicaron, estaba muy cerca. Hicimos el check in  en el hotel el cual era pequeñito pero muy cuco.



Estuvimos bien en este hotel era con desayuno que te lo daban en el hotel de al lado que era de los mismos pero estaba a pocos pasos.
El día siguiente amaneció lloviendo, menos mal que estábamos advertidos y llevábamos paraguas, esa mañana la dedicamos a visitar la Basílica donde está enterrado San Marcos el Evangelista, muy impactante,  y vimos también el tesoro y el museo, muy bonito todo e interesante, nos llamó la atención que los techos son de color dorado estilo Bizantino, los mosaicos y los cuatro caballos de bronce en tamaño natural, parece que originalmente llevaban una cuadriga, es como si fueran  a echar a correr de un momento a otro. Estuvimos también en la terraza donde hay una copia de los caballos y desde donde se divisa la plaza de San Marcos perfectamente.


TUMBA DE SAN MARCOS




MOSAICOS


LOS CABALLOS


El segundo día fuimos a Padua o Padova. Fue muy emocionante volver a visitar la tumba del Santo al que tanto le rezo cuando me desaparece algo. Costumbre que cogí de mi madre.



Nos fuimos primero en el vaporeto (7€) que son los autobuses acuáticos de Venecia pues por allí no circulan coches, habrá mucha gente que lo sepa, pero otros no, por eso lo indico. Con el vaporeto llegamos a la estación de tren cuya parada se llama Ferrovia y justo cuando bajas del vaporeto tienes la estación enfrente. El ticket del tren de cercanías se saca de una máquina, a veces hay que validarlo en otra. (4€) el viaje dura unos 40 minutos, pasas el puente de La Libertad que une Venecia con el continente, hay carretera para los coches también. Padua ya también la conocíamos de antes y solo fuimos a la Basílica la cual vimos con más detalle, he de decir que es preciosa y allí hay varias capillas parecido a una catedral y en una de ellas se encuentran las reliquias de San Antonio y en otra está el sepulcro. Quien quiera puede dejar una vela para que luego la enciendan las personas encargadas, las venden fuera de la Basílica y también hay una tienda dentro del monasterio.
Al salir fuimos a tomar un Spritz que es un aperitivo de aquella zona, desde que lo conocí hace siete años a veces me lo hago en casa. Lleva una parte de licor de naranja o Aperol, una parte de vino blanco y una parte de seltz o sifón y hielo. También se puede hacer con Campari en lugar de Aperol pero a mi me gusta más con Aperol. Después del aperitivo buscamos un restaurante para comer pues en Italia comen mucho más pronto que en España, allí a partir de las doce y cierran más pronto. Al final dimos con un restaurante que nos pareció bien y comimos unos tagliately con setas u hongos, tenían un olor fuerte y la pasta parecía fresca y estaban buenísimos. Después nos fuimos en un taxi a la estación del tren para regresar a Venecia. No queríamos llegar tarde no fuera que hubiera aguas altas como el día anterior.


Tomando un Spritz


Foto tomada en los soportales de la plaza San Marcos con las aguas altas.

Tuvimos suerte que ya no hubieron más aguas altas, pero el día anterior tuvimos que comprar una especie de botas que vendían un señor en una esquina ya que si no, no hubiéramos podido salir del hotel. La verdad es que fue muy divertido.

Al día siguiente ya no llovía y pudimos dar un largo paseo y conocer otros sitios de la ciudad, uno de ellos fue el gueto judio (del italiano ghetto) (dicen que aquí fue donde se originó la palabra gueto) que significa Judería marginada dentro de una ciudad.

La de calles de agua y puentecitos que hay en Venecia es increíble. Luego las zonas están muy bien indicadas por lo que no es difícil perderse.



Este es el famoso Puente de los Suspiros que une el Palacio Ducal con la antigua prisión de la Inquisición.



Este otro es también muy famoso, es el puente de Rialto el más antiguo de los cuatro puentes que cruzan el Gran Canal.

Bueno allí nuestra dieta fue a base de pasta y pizza, muy bueno todo, de los platos que comimos el que más me gustó fue el de los tagliateli con hongos. La otra vez que estuvimos en Italia también comí Tagliateli pero a la trufa, muy ricos también.



Spaguetti fresco con sepia


Spaguetti fresco a la boloñesa

Una de tantas pizzas al horno de leña


Atardecer en Venecia




Palacio Ducal a la izquierda



Gondolas

¡Adios Venecia Perla del Adriatico!